Publicado 19/07/2022 09:21

Sindicatos, grupos indígenas y el Gobierno de Panamá inician este martes una mesa única de diálogo

Archivo - Laurentino Cortizo, presidente electo de Panamá
Archivo - Laurentino Cortizo, presidente electo de Panamá - TWITTER - Archivo

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Sindicatos y de organizaciones indígenas han acordado finalmente iniciar a partir de este martes una mesa de negociación con el Gobierno de Panamá, después de que se rompiera un acuerdo previo para desbloquear las movilizaciones que desde hace más de dos semanas se vienen dando en varias ciudades para protestar por el empobrecimiento de amplias capas de la sociedad y el despilfarro de la instituciones.

A través de la intermediación de la Iglesia Católica, está previsto que a partir de este martes 19 de julio dé inicio en la provincia de Coclé, en el centro del país, una mesa única de diálogo con la presencia del Gobierno y los sindicatos presentes e la Alianza Pueblo Unido por la Paz, así como por la Alianza de Pueblos Originarios y la Alianza Nacional por los Derechos del Pueblo Organizado (Anadepo).

"Dada la situación de emergencia que sufren nuestras poblaciones, tanto en el campo como en las ciudades, animamos a todos los participantes en este diálogo para que muestren signos de buena voluntad y se construyan consensos en un clima de paz, teniendo como centro la justicia social y el bien común", ha pedido la Arquidiócesis de Panamá en un comunicado publicado por el diario 'La Prensa'.

Este nuevo intento por alcanzar un consenso entre las partes se produce dos días después de el acuerdo frustrado entre el Ejecutivo y Anadepo con el que se buscaba congelar el precio del combustible en 3,25 dólares, que es junto al aumento del coste de la canasta básica, los medicamentos y la corrupción, los principales motivos por los que los panameños se han echado a las calles estos días.

Mientras tanto, los sindicatos y organizaciones que estarán representados en esta mesa única de diálogo han adelantado que las acciones de protesta continuarán, con bloqueos de las principales vías de acceso al país, movilizaciones y huelgas.