Publicado 30/06/2024 22:53

Panamá.- El presidente electo de Panamá y la delegación de EEUU abordan la crisis humanitaria en el Tapón de Darién

El presidente electo de Panamá, José Raúl Mulino (centro), recibe a la delegación de Estados Unidos, liderada por el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, para su toma de posesión
El presidente electo de Panamá, José Raúl Mulino (centro), recibe a la delegación de Estados Unidos, liderada por el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, para su toma de posesión - EMBAJADA DE EEUU EN PANAMÁ

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente electo de Panamá, José Raúl Mulino, ha abordado junto a una delegación de Estados Unidos liderada por el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, la crisis humanitaria en el Tapón de Darién, zona de selva que conecta Colombia con Panamá y está considerada una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo.

Ambos han "expresado la necesidad de cooperar, estrechamente, para abordar y resolver la crisis humanitaria en Darién" y Mulino ha reafirmado "su compromiso de trabajar en equipo" con Washington para encontrar "soluciones efectivas a esta situación", reza un comunicado de la oficina del presidente electo panameño publicado en su perfil de la red social X.

Asimismo, ha destacado su "firme propósito de combatir el negocio alrededor de la migración irregular" y ha tratado "la necesidad de fortalecer los mecanismos de cooperación internacional en materia de seguridad y migración.

Por su parte, la Embajada estadounidense en Panamá ha destacado que Mayorkas le ha transmitido a Mulino las felicitaciones del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, por su victoria en las elecciones, mientras que también han conversado sobre su "histórica cooperación y amistad". "Seguimos trabajando juntos por el bienestar de nuestros países", ha concluido.

Casi 196.000 migrantes y refugiados han cruzado en los primeros seis meses del año el Tapón del Darién, que se extiende por 17.000 kilómetros cuadrados. Los venezolanos, seguidos de ecuatorianos, haitianos y colombianos, suponen la mayoría de los que cruzan esta ruta, según las estadísticas oficiales de las autoridades panameñas.

Mulino llevó a cabo la semana pasada su primera visita a Darién como presidente electo. Entre sus promesas destaca que quiere cerrar esta frontera para disuadir a alrededor del millar de migrantes que llega al país cada día para dirigirse rumbo a Estados Unidos. Diversas ONG han advertido de que las redes que trafican con seres humanos cometen todo tipo de abusos contra los migrantes, que pueden tardar hasta diez días en atravesar la selva, acompañados en muchos casos de menores u otras personas especialmente vulnerables.

Contador