Publicado 10/07/2024 04:57

Evidencia de cultivo domesticado hace 2.300 años en África Oriental

Un cultivo inusual que Mueller descubrió fue el de los guisantes, quemados pero perfectamente intactos. Antes, los guisantes no se consideraban parte de la agricultura primitiva de esta región.
Un cultivo inusual que Mueller descubrió fue el de los guisantes, quemados pero perfectamente intactos. Antes, los guisantes no se consideraban parte de la agricultura primitiva de esta región. - PROC. ROYAL SOC. B

   MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Restos de un tipo de alubia descubiertos en un refugio rocoso de Kakapel (Kenia) y datados hace 2.300 años representan la primera llegada documentada de un cultivo domesticado al este de África.

   Se supone que esta legumbre, llamada caupí, se originó en África occidental y llegó a la cuenca del lago Victoria al mismo tiempo que la expansión de los pueblos de habla bantú que migraron desde África central, dijeron los autores del estudio, publicado en Proceedings of the Royal Society B.

   "Nuestros hallazgos en Kakapel revelan la evidencia más temprana de cultivos domesticados en África oriental, lo que refleja las interacciones dinámicas entre los pastores locales y los agricultores de habla bantú que llegaron al lugar", dijo Emmanuel Ndiema de los Museos Nacionales de Kenia, un socio del proyecto.

   Situado al norte del lago Victoria, en las estribaciones del monte Elgon, cerca de la frontera entre Kenia y Uganda, Kakapel es un reconocido sitio de arte rupestre que contiene artefactos arqueológicos que reflejan más de 9.000 años de ocupación humana en la región.

   "El refugio rocoso de Kakapel es uno de los únicos sitios de la región donde podemos ver una secuencia tan larga de ocupación por parte de tantas comunidades diversas", dijo en un comunicado Steven T. Goldstein, arqueólogo antropólogo de la Universidad de Pittsburgh, primer autor de este estudio.

   "Usando nuestros innovadores enfoques de excavación, hemos sido capaces de detectar de manera única la llegada de plantas y animales domesticados a Kenia y estudiar los impactos de estas introducciones en los entornos locales, la tecnología humana y los sistemas socioculturales".

   La otra autora principal del estudio, la profesora de la Universidad de Washington en Saint Louis Natalie Mueller, se unió por primera vez a Goldstein y a los Museos Nacionales de Kenia para realizar excavaciones en el sitio del refugio rocoso de Kakapel en 2018.

   Mueller utilizó una técnica de flotación para separar los restos de especies de plantas silvestres y domesticadas de las cenizas y otros desechos en un fogón excavado en Kakapel. Aunque ha utilizado esta técnica en su investigación en muchas otras partes del mundo, a veces es difícil utilizar este enfoque en lugares con escasez de agua, por lo que no se ha utilizado ampliamente en el este de África.

   Los científicos utilizaron la datación por radiocarbono directa en semillas carbonizadas para documentar la llegada del caupí (también conocido como frijol de ojo negro, hoy una legumbre importante en todo el mundo) hace unos 2.300 años, aproximadamente al mismo tiempo en que la gente de esta zona comenzó a utilizar ganado domesticado.

   Los investigadores también encontraron evidencia de que el sorgo llegó desde el noreste hace al menos 1.000 años. También recuperaron cientos de semillas de mijo africano, que datan de hace al menos 1.000 años. Este cultivo es autóctono del este de África y es un cultivo patrimonial importante para las comunidades que viven cerca de Kakapel en la actualidad.

   Un cultivo inusual que Mueller descubrió fue el guisante de campo (Pisum), quemado pero perfectamente intacto. Anteriormente, los guisantes no se consideraban parte de la agricultura primitiva en esta región. "Hasta donde sabemos, esta es la única evidencia de guisantes en la Edad de Hierro en el este de África", dijo Mueller.

Contador