Publicado 20/11/2023 11:41

Colombia.- Uribe pide comparecer ante la Fiscalía para defenderse de las acusaciones de paramilitarismo de Mancuso

Archivo - El expresidente de Colombia, Álvaro Uribe.
Archivo - El expresidente de Colombia, Álvaro Uribe. - Europa Press/Contacto/Sebastian Barros - Archivo

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe ha informado de que ha dado orden a sus abogados para comparecer ante la Fiscalía y la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes para desmentir las acusaciones del paramilitar Salvatore Mancuso sobre su conocimiento de la masacre de El Aro en 1997.

Uribe ha emitido un comunicado en el que se desentiende de todas las acusaciones que Mancuso ha estado lanzado recientemente durante sus comparecencias ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el tribunal especial surgido tras los acuerdos de paz de 2016 para acoger a los actores del conflicto interno colombiano.

Así, ha negado que el dinero procedente de los negocios ilícitos de los grupos paramilitares hayan servido para sufragar actos de campaña, y otras irregularidades durante su etapa como gobernador de Antioquia.

El pasado viernes, la JEP decidió incluir bajo su jurisdicción a Mancuso, antiguo jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) tras considerar que sus revelaciones sobre el conflicto interno colombiano han valido para construir paz y resarcir a las víctimas.

De acuerdo con la JEP, Mancuso sirvió de "bisagra" entre los paramilitares y las fuerzas del Estado colombiano, por lo que ha sido incluido como 'sujeto incorporado a la fuerza pública' entre 1989 y 2004, no reconociéndole como paramilitar, pues su situación legal está aún por resolverse en Colombia.

Mancuso, que permanece desde hace más de dos años en un centro de retención de migrantes en Atlanta a la espera de su extradición a Colombia, fue condenado a 40 años de cárcel por la masacre de El Aro, si bien nunca cumplió dicha pena al sumarse al mecanismo Ley de Justicia y Paz, promovido por el expresidente Álvaro Uribe para desmovilizar a miembros de los grupos paramilitares.